Analógico 1

A cuestas con gusto, con una correa rematada en cuero, vestigio improvisado de una Rikoh KR10 Super que a día de hoy aún no he conseguido que funcione, con dos palabras marcadas, «Fox Talbot«, a las que tardaría un tiempo en buscarles sentido. Quién pensaría que tan sólo unos meses atrás discutía con quien ahora me ha introducido a esto. Aquí, en Analógico 1, recojo algunas de mis primeras fotografías realizadas de forma consciente (de pequeño hacía) con una reliquia encontrada por casa, una Olympus OM10 comprada en Canadá por un tío ya distanciado de la familia. «Quien no corre vuela» aquí no vale, pocas fotografías se salvaron del aprendizaje del Manual (que a día de hoy prosigue), pensar si disparar o no, reencuadrar cada toma, esperar a revelar y ver el desastre, o la magia. Analógico 1. Argéntica a quien pone «Fotografía» sin saber hacerla. (Yo no sé hacerla).